Skip to content

Luces y sombras

by en 17/06/2013

¡Hola!

Aquí estamos, un lunes más, con nuestro acertijo semanal.

En esta ocasión, nos desplazamos a un antiguo calabozo subterráneo, donde infinidad de presos fueron torturados por los más absurdos crímenes. La cantidad de celdas era enorme, una al lado de la otra, numeradas, y distribuídas a lo largo de un interminable pasillo en el que, cuentan, aún hoy, en las noches más oscuras, pueden oírse los ecos de los quejidos de dolor de los desafortunados que pasaron allí sus últimos días.

Calabozo

En los últimos años en los que el calabozo estuvo en uso, llegó a haber luz eléctrica, para desgracia de los presos que a menudo la pudieron sentir en sus propias carnes. No obstante, también se utilizaba para iluminar las celdas, hasta que el carcelero del turno de noche las apagaba.

Éste, sin embargo, no llegó a acostumbrarse al modo de apagado de las luces individuales de cada celda. Los candiles de aceite, aseguraba, eran muchísimo más prácticos. No es de extrañar esta opinión, dada la ridícula forma que tenía de apagar las luces.

Cuando empezaba la ronda, recorría el pasillo pulsando los interruptores de todas las celdas, lo que hacía que todas acabaran apagadas. Por alguna razón, sin embargo, no se quedaba tranquilo y volvía a recorrer el pasillo otra vez, pulsando únicamente un interruptor de cada dos, invirtiendo el estado de la bombilla de las celdas pares. Luego repetía el mismo paseo, pulsando uno de cada tres interruptores, luego uno de cada cuatro… El último recorrido de la noche lo hacía cuando pulsaba únicamente el interruptor de la última celda, la situada al fondo.

El carcelero ignoraba  las quejas de los presos de las celdas que se quedaban encendidas, y también las de las autoridades que pagaban aquél lujo que era la luz eléctrica. Por ejemplo, las celdas 2, 3 y 5 siempre pasaban la noche iluminadas; el preso de la celda 4, sin embargo, podía sufrir sus pesadillas a oscuras.

¿Qué ocurría con las celdas 9, 10 y 11? ¿Y con la 23, 24 y 25? Y si somos más brutos… ¿y la 527, 528 y 529?

¡Ánimo! Si eres capaz de sacar la respuesta ponla en los comentarios. Como siempre, si das con la solución y eres capaz de programarla, puedes probarla aquí.

Imagen obtenida de aquí.

Anuncios

From → Fáciles, Problemas

One Comment
  1. David permalink

    Hola de nuevo!
    Si es fácil, lo he enfocado yo mal.. x’D
    He recurrido a la factorización para saber cuantas veces pasaría por el mismo lugar, y factorizar no es tarea sencilla.

    A la posible solución:
    9 (3*3) -> pulsaría el interruptor 3 veces (1, 3 y 9) y quedaría apagada
    10 (2*5) -> encendida
    11 (11) -> encendida
    23 (23) -> encendida
    24 (2*2*2*3) -> pulsaría el interruptor 8 veces (1, 2, 3, 4, 6, 8, 12, 24) y quedaría apagada.
    25 (5*5) -> encendida
    527 (31*17) -> apagada
    528(22*24 =2*2*2*2*3*11) -> pasaría (5*2*2)20 veces y quedaría apagada
    529 (23*23) -> encendida

    PD. a ver si soy capaz de programarlo de manera eficiente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: